Se parece al verdadero, pero no

24 Mar

Autobronceadores. Ese producto del que la gente sólo se acuerda a partir de marzo, y entonces empiezas a ver por la calle en Semana Santa a chicas de color naranja. Como Chelsey Davy, ex-novia del Príncipe Harry. Mis favoritas son las que les dices ¡Hala, que morena (eufemismo de naranja) estás! y te sonríen con condescendencia diciéndote “Sí, bueno, es que he pasado unos días en… por ejemplo… Marbella, por decir algo”.

Es que no es lo mismo darse un par de sesiones de rayos uva para tener un poco de buen color, que el (mal) uso y el abuso de estos productos. Los autobronceadores tiñen la piel, de ahí que nada más usarlos notes resultados. Pero lo peor viene cuando se empiezan a caer: se empieza a notar, donde estaba ese tono bronceado tan mono que tan bien te sentaba (y que hacía juego con el uniforme del butanero), cercos de algo extraño parecido a suciedad.

Hay otros muchos métodos de bronceado sin sol: por ejemplo los rayos uva.

Los rayos uva tienen ventajas y desventajas. El principal inconveniente es el fotoenvejecimiento cutáneo. Osea, que propicia la aparición de arrugas y desfavorece la elasticidad de la piel. ¿De verdad compensa estropearse la piel a cambio de estar morena en enero?

Uso con moderación SÍ, pero sin excederte en número de sesiones y tiempo de exposición en cada sesión, siempre usando las gafas de protección para los ojos, y cremas con un factor de protección solar adecuado.

Otro método muy de moda es el llamado Airbrush, es decir, ponerte morena pulverizándote una sustancia bronceadora con un aerógrafo. Es cierto que penetra en la piel más rápido, y aunque dé la sensación de lo contrario, el bronceado es más uniforme. Es el método ideal para las pieles más claras y sensibles, pero sólo dura una semana.

Lo último que están apareciendo desde hace un par de años hasta ahora son las cremas hidratantes de bronceado progresivo. Esto es, que no te van a teñir en un rato como el autobronceador normal, sino que te van a hacer efecto a medida que lo vayas usando. El resultado no es tan drástico, es mucho más natural (ya que tú decides cuándo has llegado al color que querías y ahi, si tienes un poco de conciencia y no eres hija de Donatella Versace, paras), y a medida que va desapareciendo mancha mucho menos.

Pues bien, casi estamos en abril, si eres de las que antes de ir a la playa ya quieres estar morena, aquí tienes las opciones posibles.

Si no estás tan desesperada por conseguir color, y puedes esperar un par de meses, ya sabes, toma el sol con moderación y mucha crema protectora.

Anuncios

2 comentarios to “Se parece al verdadero, pero no”

  1. Directorio guia 24 marzo, 2010 a 14:59 #

    Nos ha gustado tu blog, nos gustaria que dieras de alta tu web en nuestro directorio de blogs http://www.directorioguia.es ; Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: