Mini-personas que dan miedo

20 Jun

Pequeña Miss Sunshine

Los concursos de belleza infantiles son muy bizarros. Por donde los mires, no tienen por dónde agarrarse. Y lo digo yo, que (aunque siempre negaré esto) de pequeña gané uno. Pero no era uno estilo americano, obviamente, más bien me lo dieron porque llevaba con mucha gracia un disfraz de princesa, y mi premio fue el Ferrari rojo de Barbie. Aunque el concurso aquel era una tontería y en mi casa nos reímos mucho, hay gente que le va la vida en que la niña de sus ojos gane un concurso de belleza.

Esto es así hasta tal punto que hay madres que no tienen reparo en convertir a sus hijas (que deberían estar jugando con las muñecas, la consola, o lo que les dé la gana, que para eso son niñas) en pequeñas prostitutas de un metro diez. Algunas es que dan hasta miedo.

Seguro que la madre de esta niña tiene un trauma porque ella no fue elegida Miss Pueblo de turno 1973, y entonces ha decidido arruinarle la vida a su hija. ¿Cuánto le puede pesar el moño a esta pobre criatura? ¿Cuantas horas de maquillaje llevará encima? ¿Y ese vestido, con cascadas de abalorios? Pobre…

Además debe ser un mal que se pase de generación en generación, y no se sabe qué es peor: que una madre esté traumatizada por no haber ganado ella y quiere que su hija tenga “lo que ella no tuvo”, o tener la mala suerte de ser la vástaga de la Reina Infantil del Maíz de Iowa, que opine que su hija no va a ser menos que ella. Esta maldición seguro que pasa de madres a hijas, como el anillo de compromiso de la abuela, o los pendientes de brillantes de la tía Elizabeth.

Esta es la que más miedo me ha dado de todas. Creo que tendré pesadillas unos cuantos días… pobre niña. Esa cara de Joan Collins pintada con la pistola de maquillaje de Homer, ese pelo rizado con tenacillas (que con lo que queman deben ser malísimas para el pelo de una niña, mucho más delicado que el de una persona adulta), ¡¡¡esas uñas postizas!!!, y ese traje, lazos incluídos, con los colores de la bandera.

Qué pena tener unos padres que odien y te castiguen así… otra explicación no tiene. Seguro que de mayor se hace gótica, y acaba prendiendo fuego a su casa con sus padres y sus trofeos de belleza dentro. No se merecen menos.

Anuncios

2 comentarios to “Mini-personas que dan miedo”

  1. petilis 20 junio, 2010 a 22:23 #

    por favor dime que lo de las uñas es un fotomontaje o voy a tener pesadillas

Trackbacks/Pingbacks

  1. Se lía parda… y nos enteramos ahora « - 19 enero, 2011

    […] belleza en Estados Unidos llevan poniendo así a las niñas candidatas toda la vida. Podéis leerlo aquí.¿Qué diferencia hay entre ponerle un vestido de Armani o uno que le ha hecho su […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: