Tag Archives: compeed

No me beses en los labios

8 Nov

¿No os ha pasado alguna vez lo que a la cantante de Aerolíneas Federales? Claro está que hablo del calenturón, que no soy yo nadie para juzgar cómo manejan la lengua vuestros novios, novias, amigos o amigas con derechos, o si como dice la canción, han perdido facultades… Pues sí, las calenturas duelen, pican, son muy molestas y no te dejan hacer nada. Pero por suerte hay cositas que te ayudan a calmarlas en poco tiempo.
Sigue leyendo

Anuncios

Miss “Zapato me duele”

1 May

Los zapatos de la temporada de verano de Miu Miu son una chulada (bueno, si los llevas de tu talla, no como esta imagen de Camilla Belle… que es Camilla Belle, lo prometo, aunque podría ser mi prima la del pueblo…), pero aptos sólo para pies de hierro. Ahora que empieza el calor y empezamos a sacar los dedillos de los pies al aire, empieza la época de las ampollas.

Si no quieres acabar con los pies negros de ir descalza, o peor aún, con los pies como Amy Winehouse (esas bailarinas seguro que andan solas ya), será mejor que te armes de valor para aguantar estoicamente una noche con tacones. O también puedes hacer como yo y llevar zapatillas, pero claro, este post no tendría sentido.

Si eres de las que son fieles a los tacones, por muchas horas que vayas a estar fuera o por muchos centímetros que tengan, y no te los quitas para volver a casa aunque estés llorando sangre (quien diga que hay algunos tacones cómodos tiene una tara mental), debes armarte con un kit de supervivencia para prevenir o curar ampollas y heridas.

Compeed tiene productos que te ayuda a soportar la tortura taconil.

Dependiendo de la zona del pie donde te haya salido la ampolla, puedes usar Compeed para ampollas medianas (para talones) y Compeed para ampollas pequeñas (para los laterales de los pies).

También hay unas almohadillas Compeed especiales para las molestas ampollas de los dedos de los pies, y una novedad en la gama Compeed: un stick anti-fricción, que al aplicarlo sobre la piel (sin que tenga herida, muy importante) crea una película que protege el pie del roce de los zapatos.

Toda la gama de Compeed la puedes comprar en farmacias y parafarmacias.

Pues eso, si no quieres llevar la banda, la corona, y el ramo de flores de Miss Zapato Me Duele, si no quieres ir por la calle con las lágrimas saltadas y cara de “que no se note, por favor”, y si no quieres tener los pies vendados como momias, puedes prevenir fácilmente la aparición de ampollas. Y si al final acabas con los pies doloridos tras una noche sin parar, una resaca de narices, y la cartera vacía… es señal de que lo has pasado más que bien, así que no te quejes.